Cuerpos no hegemónicos y la rebelión contra lo impuesto.

Voces Militantes

Por Ivy Bastías

 Militante de Izquierda Guevarista de Chile

 “El régimen permanente de los cuerpos y el peligro de la obesidad son armas de distracción masiva que nos vende día a día la industria de la dieta. La salud viene en todas las tallas y tamaños.

Basta de patológizar la gordura y disfrazar de salud pública el odio a las corporalidades disidentes.

A la mierda con tu policía de los cuerpos.”

Laura Contreras.

Para las activistas el cuerpo no hegemónico o disidente como también se les denomina  es subversivo, un arma para muchas artistas visuales que se transforma en protesta contra los cánones de belleza impuestos,  utilizando su cuerpo como un lienzo de expresión. Es importante entender que el cuerpo que cubre nuestros órganos es diverso, todo lo diverso es considerado impropio, aberrante, no aceptado, fuera del concepto de “belleza” y en consecuencia motivo de burla y rechazo social. 

Particularmente me voy a referir a las activistas gordas, que buscan volverse visibles, que rompen con  la norma que impone esta sociedad que estandariza, controla y reprime nuestros cuerpos, estos que son asociados a la enfermedad y los cuerpos delgados asociados a la buena salud.

¿Realmente todos los cuerpos gordos son enfermos? ¿Realmente a la sociedad le importa la salud de estos tipos de cuerpos o es más bien que les causa incomodidad? ¿Cuál es la diferencia entre el ser gordo y ser una persona obesa? 

No todos los cuerpos gordos tienen alguna enfermedad, algunos son bastantes saludables, puede que la corporalidad se deba a un factor genético, así como las personas delgadas también pueden tener diferentes enfermedades, pero siempre estas están más asociadas a las personas gordas por algo estético. Las personas comúnmente están atentas al cambio corporal de la otra persona pero con un miedo desbordante si significa engordar, pero si la persona adelgaza comienzan las felicitaciones, aunque su disminución de peso fuera provocado por una fuerte depresión. Ser una persona gorda significa una persona con sobrepeso según el rango impuesto. 

“El sobrepeso generalmente se debe a la grasa corporal adicional. Sin embargo, el sobrepeso también puede ocurrir debido a exceso de músculo”. Por otro lado la obesidad es un trastorno caracterizado por niveles excesivos de grasa corporal que aumentan el riesgo de tener problemas de salud, muchas personas no saben diferenciar estos términos y lo utilizan como excusa ya que muchos manifiestan gordofobia interna, comúnmente porque han sido violentados en la niñez y adquieren el miedo de engordar, esto también reforzado con el bullying y la presión vivida en la familia, en los establecimientos educacionales e incluso en las mismas consultas con nutricionistas en donde no tienen una perspectiva de cuerpos diversos y reproducen toda esta violencia, no abordando el tema central de la salud sino más bien lo abordan dede lo estético, la mayoría de las personas asume que una persona con obesidad no se encuentra en tratamiento y está constantemente opinando sobre la apariencia y aconsejando la visita a los especialistas, se necesita implementar en la malla curricular de todos los profesionales la diversidad de los cuerpos.

Es importante mencionar que estos cuerpos hegemónicos, este estereotipo nos lleva a enfermedades como la Bulimia y la anorexia, es en la adolescencia donde se tiende a buscar más ayuda para combatir esa discriminación de tener un cuerpo diverso, en internet se pueden encontrar varias páginas de “Ana y Mía” (Anorexia y Bulimia) lo que puede provocar un daño irreversible en el cuerpo y para la salud.

Las estadísticas en Chile indican que aproximadamente un millón de personas sufren algún desorden de la conducta alimentaria a lo largo de su vida. Se trata de cerca de un 6% de la población y, generalmente, comienza entre los 18 y 21 años.

Según explica María Ignacia Burr, psicóloga clínica del Centro de Nutrición y Enfermedades Metabólicas de Clínica Las Condes, de ellos, el 3% presentaría un trastorno por atracón, el 2% bulimia nerviosa y un 1% anorexia nerviosa. “Los trastornos de la conducta alimentaria (TCA) tienen una mortalidad mayor que cualquier otro trastorno mental”.

 Aproximadamente el 50% de las personas con TCA presentan simultáneamente un trastorno depresivo. “Las personas que sufren de un desorden alimentario pueden morir de falla cardíaca, falla de otros órganos, malnutrición o suicidio” por otro lado La Asociación Nacional de Desórdenes Alimentarios de Estados Unidos cifra en 70 millones las personas que en el mundo sufren alguno de estos trastornos, principalmente anorexia y bulimia.

Las modas y reglas sobre los cuerpos (especialmente femeninos) vienen de la época victoriana, la lucha consistía en deshacerse de los corsés y los miriñaques que oprimían la figura. Existían los movimientos; Reforma de la Vestimenta y la Sociedad para la Defensa de la Vestimenta Racional, desde donde se defendía que las mujeres debían llevar pantalones. En la segunda mitad del XIX, las féminas entradas en carnes se consideraban la viva estampa de la buena salud. Los cuerpos esqueléticos eran “intolerables, tanto para los dioses como para los hombres”.

En este último tiempo han surgido dos movimientos más conocidos a nivel mundial el body positive y el body neutrality.

Movimiento body positive

El término  surgió en 1996 cuando la psicoterapeuta Elizabeth Scott y Connie Sobczak, una paciente que había recibido tratamiento para un trastorno alimentario fundaron el sitio web thebodypositive.org, donde a día de hoy siguen ofreciendo recursos y materiales educativos diseñados para ayudar a las personas a sentirse bien con sus cuerpos.

A principios del año 2007 nace la revista belleza XL la primera revista  en el mundo con tallas grandes, lo que busca es  visibilizar lo que se ha escondido y querido tapar por décadas: las realidades del cuerpo humano y del ser humano llámese orientación sexual, estrías, celulitis, acné, alopecia, pecas, baja estatura, sobrepeso, enfermedades, cicatrices etc. Y no satanizarlo más, llamándolo defectos, o con los diminutivos del caso, para que la ofensa se disimule y se tape el tema que realmente importa: todos los cuerpos son buenos cuerpos. Sólo hasta hace unos años el ideal de belleza del cuerpo de una mujer parecía tener medidas 90-60-90. El mundo de la moda y la publicidad perpetuaron además esa imagen por mucho tiempo lo que ha llevado al debate y a los comentarios gordofobicos  ya que asumen que se promueve la obesidad, por último  El movimiento pretende que las personas adopten actitudes más positivas hacia sus cuerpos, mejorando la autoestima de su propia imagen, sea de la forma, característica o tamaño que sea, y valorando su identidad única, celebrando el cuerpo.

Sin embargo, el mayor desencanto con este movimiento  es que pone una presión tremenda entre las personas que, a pesar del buen ánimo reinante, ven imposible estar en sintonía con el reflejo que les devuelve el espejo, se debe tener cuidado con la idea de que si no estás satisfecho con tu figura es porque no te esfuerzas como deberías. 

Movimiento Body Neutrality

Este movimiento  surge en el año 2010, por un programa de Alimentación Emocional en un Centro de Mujeres en Vermont (EEUU). La idea detrás de la neutralidad corporal es ayudar a alejar el auto-odio, sin la presión de tener que amar nuestro cuerpo, encaminando nuestro esfuerzo hacia un lugar donde sepamos respetar nuestros cuerpos, sin darle importancia a los pensamientos (sean positivos o negativos) que puedan surgir al respecto, prioriza la aceptación y la visibilización de los cuerpos de una forma real pero con una connotación importante: la aceptación del cuerpo se basa en reconocerlo tal y como es, sin el peso de la palabra «amar» y librándonos de todos los estigmas y expectativas, viéndolo como algo neutro. La neutralidad corporal trata de subrayar la importancia de sentirse bien más allá del verse bien partiendo de la premisa de que es normal que habrá momentos en los que seamos más críticos con nosotros mismos la idea es llegar  a la liberación corporal y la normalización de todos los cuerpos. 

Este punto medio que es el body neutrality podría ser un recordatorio muy útil para romper con el “bueno o malo”,  no se enfoca en la apariencia del cuerpo; se centra en  ver todo lo que nuestro cuerpo hace por nosotrxs.

Daniel Orozco, psicólogo, modelo  menciona que El body neutrality  es una nueva etiqueta sobre la aceptación del cuerpo. Es una consecuencia de esta sociedad que en el fondo se rige por el comercio, el capitalismo y el beneficio económico: una sociedad que coloca etiquetas y no piensa la parte negativa que puede llegar a producir, especialmente a nivel psicológico, es una respuesta a una necesidad real que se da en la sociedad actual. Sin embargo, desde el punto de vista de la antropología existen inexactitudes: “El body neutrality por un lado está señalando algo que tiene parte de verdad, y es que uno no puede relacionarse con el otro sólo atendiendo a su expresión corpórea; pero, por otro lado, está creando un dualismo en la persona: está diciendo que su cuerpo va por un lado y que la persona va por otro. 

Para terminar con la opresión que vivimos las personas con cuerpos no hegemónicos es necesario luchar por la diversidad de las corporalidades con centros de salud integral que así lo comprenda, analizar y reflexionar  cómo las relaciones sociales determinan segmentaciones, que incluyen o excluyen a los sujetos, y analizar los procesos históricos complejos que legitiman o desarticulan prejuicios que sustentan acciones discriminatorias para así acabar con la opresión hacia nuestros cuerpos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *