No basta con la despenalización y las tres causales del aborto en Chile.

Feminismo Voces Militantes

Por Ivy Bastías, Elisa González y Tamara González ,

 militantes de Izquierda Guevarista de Chile.

14 de Enero 2020.

 

Este miércoles 13 de enero se comenzó a discutir en la comisión de mujeres y equidad de género del congreso de Chile la primera discusión de un proyecto de ley que busca modificar el codigo penal, ampliando la despenalización del aborto por decisión de la mujer hasta la semana 14  en conjunto a la normativa vigente del Código sanitario respecto al Artículo 119, las tres causales: a) peligro de la vida de la mujer; b) inviabilidad del feto ; c) en casos de violación. 

Actualmente está en vigencia la ley 21.030 que regula la despenalización de la interrupción voluntaria del embarazo solo en 3 causales:

a- Cuando la mujer se encuentre en riesgo vital, modo que la interrupción del embarazo evite un riesgo para su vida.

b- Cuando el feto padezca una patología congénita adquirida o genética, incompatible con la vida extrauterina independiente.

c- Cuando el embarazo sea resultado de una violación, siempre que no hayan transcurrido mas de 12 semanas de gestación. En caso de menores de 14 años, podrá realizarse hasta las 14 semanas de gestación, además deberá contar con la autorización de  un representante legal.

Para contextualizar desde que entra en vigencia la ley en septiembre del año 2017 según cifras entregadas por el Ministerio de salud (MINSAL) hasta agosto del año 2019,  se han realizado solo 1084 interrupciones de embarazo; 447 por riesgo de vida de la madre, 462 por inviabilidad fetal y 175 por violación, cabe mencionar que las cifras no son actualizadas pues en la pagina del ministerio no cuenta con una actualización desde hace 1 año y 5 meses.

Otro dato relevante que se puede señalar es que existen a lo largo del territorio 69 hospitales habilitados para realizar prácticas de aborto dentro del marco legal. Pero, en 41 hospitales, la mitad o más médicos y profesionales de la salud se han acogido a la objeción de conciencia en alguna o más de las tres causales.

¿En qué consiste el proyecto que se está discutiendo en la comisión de mujeres y equidad de género?

En palabras simples este proyecto busca modificar algunos artículos del código penal para permitir a cuerpos gestantes poder interrumpir el embarazo hasta la semana catorce de gestación, por decisión de la persona gestante sin que esto implique un delito, por lo que no se iría a la cárcel, pero se seguiría abortando en la clandestinidad, en ningún caso este proyecto busca legalizar el aborto y que este sea libre, seguro y gratuito.

 La modificación de artículos contempla las siguientes penas ligadas para; quienes causen de forma maliciosa un aborto ejerciendo violencia contra la persona gestante, aunque no ejerza violencia pero va contra la voluntad de la mujer y si se realiza la interrupción tras la semana catorce (dejaremos al final de este documento las modificaciones completas de los artículos con las respectivas penas que se arriesgan).¹

Para nosotres como mujeres y disidencias sexuales con la capacidad de gestar después de analizar y leer esta propuesta de modificación de ley para despenalizar el aborto, creemos que es insuficiente pues las mujeres y disidencias pobres tendremos que seguir sometiendonos a abortos de manera insegura y en la clandestinidad, sin ningún tipo de resguardo ni apoyos.

No basta con la despenalización y las tres causales, debe ser libre, porque tenemos derecho a decidir sobre nuestros cuerpos por el motivo y razón que estimemos convenientes, porque es sobre nosotres que se ejerce el control de NUESTROS cuerpos, por el evidente desinterés por la niñez, que terminan sumida en la miseria y en la pobreza. Porque maternar debe ser una decisión propia, porque la crianza es mucho más que tener hijes y ya, porque debemos querer asumir la crianza y no solas/es, acompañades en comunidad, en donde todas, todos y todes tengamos un rol, el gestar es una decisión propia y tenemos que tener ese derecho a decidir, debe ser deseada y amena. Debe ser seguro porque somos las mujeres y disidencias pobres quienes morimos, sufrimos consecuencias físicas, psicológicas o penales y también debe ser gratuito, cubierto por todos los centros asistenciales tanto públicos como privados, que reciban financiamiento del Estado. En donde la “objeción de conciencia” no obstruya el derecho a la prestación de dicho servicio de interrupción del embarazo, pues nuestra decisión debe ser un derecho adquirido.

Es urgente que exista adecuada y oportuna educación sexual, que exista acceso a salud pública y gratuita frente a temas de sexualidad y reproducción, en al que se mujeres y disidencias sean tratadas con respeto y dignidad, con esto nos referimos a erradicar la violencia obstétrica y superar las cuestiones morales que la mayor parte del tiempo prima por sobre las políticas efectivas de salud. 

Mientras exista el aborto clandestino serán las mujeres y disidencias pobres quienes más violentadas se encontrarán, pues hasta ahora se han debido valer a través de sus propias redes de apoyo y no en todos los casos estas existen, tampoco los conocimientos y muchas veces la información no está al alcance de todes. 

Reafirmaremos una y mil veces que el aborto debe ser libre, seguro y gratuito, porque somos las mujeres y disidencias  pobres quienes nos sometemos a procesos inseguros por la falta de acceso, somos quienes enfrentamos la cárcel o simplemente somos obligades a parir y a criar, siendo vistas cual máquinas reproductoras, que fabrican trabajadores de mano de obra barata para el capital y la acumulación de sus riquezas.

Finalmente, debemos enfatizar una crítica cuando se habla en estos proyectos y leyes sobre la decisión de las “mujeres” o cuando se menciona mujeres y cuerpos gestantes. ¿Por qué hacer esa separación? ¿acaso existe alguna superioridad entre ser mujer y disidencia sexual?. Pues no, ya que ambas tienen capacidad de gestar. Basta de minimizar a las disidencias y dejarlas fuera, pues no solo las mujeres podemos gestar, no podemos caer en la cosificación hacia las disidencias y reducir su calidad de persona solo a una capacidad de reproducción.

 

¹- Artículo 342, el que de forma maliciosa causare un aborto será castigado:
 1- Si ejerce violencia contra la persona de una mujer embarazada la pena puede ir de 5 años y 1 día a 10 años de cárcel.
2- Sí, aunque no la ejerza, obrare sin consentimiento de la mujer la pena puede ir 3 años y 1 día a 5 años de cárcel.
3- Si la mujer consintiere después de las catorce semanas de gestación que es el límite la pena puede ir de 541 días a 3 años de cárcel.
Artículo 343. Sera castigado el que con violencia provoque un aborto, aun cuando no haya tenido el propósito de causarlo, pero supiera el estado de embarazado o fuera notorio la pena puede ir de 61 días a 3 años de cárcel.   
Artículo 344. La mujer que cause su aborto o le dé su consentimiento a otra persona para que lo cause, después de las catorce semanas de gestación y sin que la causa se encuentre entre las 3 causales su pena puede ir de 61 días a 5 años de cárcel. En el caso de hacerlo por deshonra su pena puede ir de 61 días a 3 años.
Artículo 345. La persona que tiene facultad y abusa de su oficio, causare el aborto o cooperare, después de las 14 semanas de gestación, las penas pueden variar según las causales del articulo 342 pero a esto se le aumenta un grado. (ejemplo si la pena puede ser de 61 días a 540 días, si aumenta un grado seria de 541 día a 3 años).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *